Tener hijos en la actualidad: Padres Modernos

Si entendemos familia como el compromiso amoroso entre personas que deciden traer al mundo nuevas personitas o adoptarlos y aventurarse en unas relaciones caracterizadas por la intimidad, la responsabilidad, la reciprocidad y la interdependencia.

El hecho es que hoy cada ser nace desnudo, dependiente y necesitado de alguien que realice funciones maternas y paternas. Como escribió carballo la familia es tan vitalmente necesaria como el corazón o el hígado, porque en su seno se constituye la personalidad y la socialización. El ambiente que absorbemos en la familia se convierte en materia psíquica en nuestra historia personal y social. La infancia tiene una importancia fundamental, porque en ella vivimos nuestras primeras relaciones, la base de lo que somos.

Estamos viviendo momentos de extrema diversidad, de cambios notables en las formas de relación familiar.

Dificultades en la paternidad y la maternidad

Actualmente las parejas se plantean en un momento u otro tener hijos, esta situación es más delicada cuando un miembro lo desea y otro no. Hay parejas que finalmente deciden no tener hijos y esto no significa a veces que no los deseen, pero la incertidumbre laboral, el miedo de no poder ofrecer todo lo bueno como padres, el estrés, les hace temer que la responsabilidad de un hijo acabe con su pareja y esto no es una mera fantasía, estudios muestran que los procesos para convertirse en familias, arriesgan a los hombres a las mujeres ya sus relaciones a un aumento de malestar , decepción, tensiones que se prolonga desde el embarazo hasta los primeros años de vida.

Cambios durante la paternidad

Durante el camino a la paternidad hay muchos cambios. Para empezar la cronología de la pareja cambia: ella lleva tiempo que esta mentalmente y corporalmente embarazada, mientras que el ritmo del varón en este proceso es más lento y esto provoca desencuentros. Una de las reacciones del futuro padre es el sentimiento de exclusión, de quedarse al margen, abandonado.

Su mujer esta ocupada con el futuro bebé. En su embarazo, parto ella ha puesto mucho en juego y además ella también es el centro de atención de familiares y amigos.

Las responsabilidades de traer una criatura al mundo convierte cosas sencillas en la vida de pareja, como ir a comprar, quedar con amigos en cosas difíciles cuando hay un bebé a quien cuidar.

Cambios durante la maternidad

Después del nacimiento las madres se enfrentan a nuevas decisiones: volver al trabajo o quedarse, con todo lo que ello supone, las que deciden volver, se tienen que plantear en quien confiar al bebé y a menudo se sienten culpables o se inquietan de cómo repercutirá esto a sus hijos; las mamás acostumbradas a la vida laboral si se quedan en casa a menudo se sienten solas; y las que combinan las necesidades del bebé y trabajo se sienten agotadas, son dos aspectos antagónicos ante los que es complicado tomar una decisión.

Por estas cuestiones se crean en ocasiones, desavenencias en la pareja por falta de comunicación, el hombre debe compartir, no ayudar en el trabajo de casa.

Diversos estudios afirman que la división del trabajo familiar es el principal tema responsable de conflictos. Los varones más colaboradores son los que muestran menos estados conflictivos en la paternidad. Esta colaboración activa del padre en el cuidado del bebé es vivido por la madre como ser amada, considerada y comprendida.

Basado en resumen de Blanca Anguera Domenjó.

Vanesa de la torre n colegiada 27110. IPSI
Experta en EMDR. Psicoterapia breve

Contáctame

¡Visítame o

pide cita!

Email

info@ipsipsicologia.es

Teléfono

620 522 034

Dirección

C/ General Álvarez de Castro 41, Escalera Izq. 1ºIzq. Madrid

Llámanos